Excodra Barcelonra

El Antiguo Oriente, de Mario Liverani

Fuente: Rubén Darío Fernández | Publicado: 17-05-2020
Liverani nos recrea tres milenios, desde el 3500 a. C. al 500 a. C, o desde la Revolución urbana al Imperio persa, en el antiguo Oriente Próximo, con centro de irradiación en Mesopotamia. Quedan fuera de su análisis Valle del Indo, Creta minoica, Mediterráneo central y occidental y Egipto, pero no hay pérdida, pues cuando es necesario, se remite a ellos y nos aclara las interacciones con las culturas objeto de su estudio.
Derechos: Portada de "El Antiguo Oriente". Ed. Crítica.
0 comentarios

El Antiguo Oriente, de Mario Liverani, es uno de los libros más impresionantes que he leído de Historia, no ya sólo de Historia antigua, sino de Historia en general. Su nivel de detalle, análisis, exposición y reflexión es abrumador.


Liverani nos recrea tres milenios, desde el 3500 a. C. al 500 a. C, o desde la Revolución urbana al Imperio persa, en el antiguo Oriente Próximo, con centro de irradiación en Mesopotamia. Quedan fuera de su análisis Valle del Indo, Creta minoica, Mediterráneo central y occidental y Egipto, pero no hay pérdida, pues cuando es necesario, se remite a ellos y nos aclara las interacciones con las culturas objeto de su estudio.



Es un libro capital para poder entender la Antigüedad, en él nos adentraremos en las primeras civilizaciones de la Humanidad y en sus siguientes desarrollos, pasaremos por Súmer, Acad, Babilonia, Asiria, Elam, Ebla, Mitanni, Hatti, Urartu, Israel, Fenicia, Media y Persia, y aún más culturas que tuvieron menor incidencia en la Historia pero que estuvieron presentes en el juego político-económico de los diferentes poderes que se iban imponiendo.



Ha sido realmente emocionante sumergirse en el Mundo Antiguo teniendo como guía a Mario Liverani. Página tras página iremos descubriendo nuestro pasado, lo que crearon e hicieron nuestros ancestros, y veremos cómo se fraguaron los pilares que sostienen el mundo actual, desde la creación de las primeras ciudades, a la invención de la escritura y después del alfabeto, a los primeros sistemas políticos de masas y las primeras religiones. Civilización a civilización, vamos siguiendo el recorrido que hicimos, y es asombroso ver cómo nos fuimos organizando en sociedades cada vez mayores y cómo fue variando el modo de organización con el paso del tiempo, en ocasiones avanzando, otras, en retroceso, pero igualmente, siempre sumando.



En el libro podremos ver cómo nacieron culturas tan bellas como las de Súmer y Ebla, y otras más agresivas como Asiria y la última Babilonia, o tan diferentes a lo que estamos acostumbrados como Elam, o seguir el transcurso desde la sencilla organización en tribus a la formación de un Imperio, como ocurrió con Persia. Nos adentraremos en capítulos brillantes y vibrantes, como los que tratan sobre el paso de la Edad del Bronce a la Edad del Hierro, momento crucial en la Humanidad, que cambió por completo el panorama geopolítico de la Antigüedad, desapareciendo por entero civilizaciones como Micenas y Hatti, y quedando debilitadas otras como Egipto y Asiria, para ver el nacimiento de Fenicia y cómo se hizo con el control comercial del Mediterráneo.



Veremos también procesos de construcción y destrucción dentro de las mismas culturas, renaciendo de las cenizas tras crisis internas o por haber sido destruidas por enemigos invasores que luego a su vez también fueron invadidos o por crisis internas que acabaron con ellos y volvieron a dejar libre el territorio, mostrándonos así el devenir histórico, permanente flujo de creación y anulación, donde unas culturas surgen, otras terminan o se van superponiendo alimentándose unas de otras para dar nuevas culturas que van recapitulando todo el pasado.


Momentos del libro muy asombrosos también son en los que podemos leer directamente las fuentes originales, que Liverani nos muestra para nuestro deleite, pudiendo conocer de primera mano cómo pensábamos en la Antigüedad, cómo eran las relaciones políticas, pues nos muestra en numerosas ocasiones la correspondencia que tenían los reyes entre sí, o podemos ver cómo distribuían el terreno y los alimentos, las cuentas tan sofisticadas que echaban, los contratos que tenían, sus juramentos, su propaganda política para alienar no sólo a la población a la que leerían los textos, sino a las escalas inferiores del gobierno, como justificación de sus actos. La Humanidad, en realidad, lleva muy avanzada psicológicamente desde hace milenios, para controlar las conductas de las personas que no tienen el poder, y en este libro podremos ir observándolo, y se hace muy increíble poder verlo, saber cómo ya desde hace tanto tiempo la Humanidad usaba todo tipo de estratagemas sofisticadísimas para ostentar y ejercer el poder, para mantenerlo, para no perderlo, para hacerlo mayor.



Es un libro de Historia, para también es un libro de reflexiones, de conclusiones (termina con cuatro epílogos buenísimos para entender nuestro paso por la Historia). En la Antigüedad, en el Oriente Próximo, se sentaron las bases de cantidad de eventos y fenómenos actuales, y Liverani nos va señalando, de cultura en cultura, cómo fuimos progresando, desde la economía a la moral y el arte, y sobre todo la política, a la que presta muchísima atención para entender los cambios que iban aconteciendo, a qué se debían, quién los promovía y por qué, cómo influía el querer tener el dominio de las zonas con las materias primas más preciadas, ya estaño o cobre, ya plata u oro, ya madera de calidad, o salida al mar para el comercio lejano. Todo salpicado de agudos comentarios que nos aclaran las situaciones del pasado, el porqué sucedieron y cómo se desenvolvieron.



Nuestra Antigüedad fue fascinante, venimos de un pasado en que ya ocurrió de todo y se tomaron todo tipo de soluciones para seguir adelante, la Humanidad se enfrentó ya de aquélla, hace milenios, a todo tipo de crisis, de guerras, de epidemias, de conflictos internos, fue un pasado de búsqueda de respuestas, que daba como resultado la creación de las más variopintas culturas y tradiciones que hoy se nos hacen exóticas y casi incomprensibles, pero que de aquélla tenían su fundamentación y necesidad. Hemos pasado por cimas y simas de toda clase, y de ellas han salido mitologías fascinantes y envolventes, literatura, políticas, economías, arte y organizaciones de la sociedad de mil maneras. Verlo todo de un tirón es casi cegador, pero hace entender mucho mejor nuestro presente, que deriva de un pasado, de hace más de cinco milenios, en que la Humanidad comenzaba a vivir casi a la manera actual, y de ellos, fuimos aprendiendo, y ellos nos sostienen.


Es un libro único y poderoso sobre el Mundo Antiguo. Si os apasiona la Historia, no os lo podéis perder.


Enlace al libro: https://www.amazon.es/El-antiguo-Oriente-Historia-Arqueolog%C3%ADa/dp/8498923921
Comentarios:
Mario Liverani

Mario Liverani

Mario Liverani (Roma, 1939) es un historiador italiano, profesor emérito de Historia de Oriente Próximo en la Universidad de Roma La Sapienza, fundador y director de la revista Vicino Oriente, miembro de la American Oriental Society, Accademia delle Scienze de Turín y doctor honoris causa de la Universidad de Copenhague y de la Universidad Autónoma de Madrid. Es considerado uno de los principales especialistas en historia antigua de Oriente por sus trabajos sobre las relaciones internacionales durante el Bronce Final. Sus trabajos más célebres, a los que dedicó sobre todo los primeros años de su carrera, se centran en el estudio de las interrelaciones entre Mitani, los hititas y Egipto en la zona del Levante septentrional durante el Bronce Tardío. Aun así, su área de estudios tiene una gran amplitud, desde Sumeria hasta el Imperio persa o los garamantes. Su trabajo El Antiguo Oriente: Historia, sociedad y economía es un compendio del conocimiento actual sobre el Cercano Oriente Antiguo, en sus dimensiones económica, social, política, cultural e ideológica.

4