Excodra Barcelonra
SPECS (Sistemas Perceptivos Emotivos y Cognitivos)

SPECS (Sistemas Perceptivos Emotivos y Cognitivos)

The Synthetic Perceptive, Emotive and Cognitive Systems group SPECS is a multidisciplinary group founded in 2005 by Paul Verschure and since then is part of the Department of Information and Communication Technologies at the Universitat Pompeu Fabra (UPF) in Barcelona In 2012 SPECS became a member of the Centre for Neuro-Robotics and Autonomous Systems, N-RAS, a new UPF Research Centre coordinated by Paul Verschure. SPECS uses synthetic methods to study and synthesize the neuronal, psychological and behavioural principles underlying perception, emotion and cognition. SPECS activities are organized around three complementary dimensions: Theory of mind and brain Biomimetic real-world artefacts Brain repair and quality of life technologies SPECS is also very much involved in the development of scientific co-operation in the field of Biomimetics and Neurotechnology, as well as in Educational and Outreach activities. http://specs.upf.edu. SPECS. Campus de la Comunicacion Poblenou. La Nau Building Carrer de Roc Boronat, 138, 08018 Barcelona

"The Affective Slider": una nueva escala más intuitiva y digital que mide los estados emocionales en torno al placer y situaciones excitantes en tiempo real

Fuente: SPECS | Publicado: 11-02-2016
Desarrollada por SPECS y que los investigadores Alberto Betella y Paul Verschure (ICREA, DTIC) acaban de publicar en la revista PLoS ONE.

Se constata que los humanos estamos perdiendo la capacidad emocional de excitación frente a determinados contenidos.
Derechos: Experimentos de Darwin sobre las emociones humanas. Fotografiado por Duchenne de Boulogne (1868)
2788 comentarios

En el proceso científico de validación de una nueva escala para medir estados emocionales tales como el placer y la excitación en tiempo real, "The Affective Slider", los autores han dado con la demostración empírica de otro hecho:



Las personas están perdiendo la capacidad emocional de excitación frente a determinados contenidos.



Los autores, de hecho, muestran empíricamente que las personas son cada vez más insensibles a los estímulos altamente excitantes que van desde la violencia al sexo. Un trabajo de Alberto Betella y Paul Verschure, investigadores de SPECS, que acaban de publicar en PLoS ONE.


Cuando se hace investigación en materia de psicología, la forma en que se formula una pregunta, como se ha diseñado y estructurado el cuestionario o el método empleado para recopilar la información, puede afectar la exactitud de las respuestas y el posible sesgo de los resultados obtenidos.


Cuando se estudian los estados emocionales, en la obtención de datos subjetivos de tipo afectivo se emplean métodos de autoevaluación. A pesar de la creciente adopción de medidas psicofisiológicas para poder inferir de ellas la afectación humana, predominan las herramientas basadas en autoinformes. Por esta razón, una práctica común consiste en combinar los datos psicofisiológicos con las escalas de autoevaluación o cuestionarios.


Recientemente, los experimentos sobre las respuestas afectivas en los seres humanos constituye una de las líneas de investigación del Centro de Sistemas Autónomos y NeuroRoboticos (NRAS) de la Universidad Pompeu Fabra, un centro que dirige Paul Verschure, profesor ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF.


Descripción de la nueva metodología desarrollada para testar placer y excitación


Como comentan los autores, Betella y Verschure "en este trabajo nuestro propósito era doble. Por un lado había que probar la fiabilidad de la nueva escala AS para medir el placer y la excitación. Por otra parte, queríamos saber si podíamos replicar las calificaciones normativas proporcionadas por el estándar IAPS formulado por Lang et al. (1999)".


Los investigadores de SPECS han diseñado una herramienta más moderna, intuitiva, simple para la autoevaluación de la emoción. Una nueva escala digital no verbal llamada "Affective Slider" (AS) que mediante el uso de dos controles deslizantes, permite obtener datos autoinformados de placer y excitación en tiempo real.


La escala "Affective Slider" (AS) se compone de dos controles deslizantes que miden emociones básicas en términos de placer y excitación a lo largo de una escala continua que ha sido calibrada de manera sistemática a partir de la escala Maniquí de Autoevaluación SAM (Self-Assessment Manikin),una de las escalas de autoinforme más utilizadas en psicología.


Se ha demostrado que la escala AS puede sustituir la SAM


La validación empírica de la nueva escala AS, se ha hecho comparando sistemáticamente las dos escalas AS y SAM para la evaluación emocional de imágenes provenientes de la International Affective Picture System (IAPS), una base de imágenes estandarizada que contiene una amplia gama de categorías semánticas y que es de referencia en estudios de psicología.


Betella, primer autor del trabajo, diseñó un experimento para el que pidió la participación de 300 voluntarios para evaluar las imágenes seleccionadas al azar de la International Affective Picture System (IAPS). Betella obtuvo más de 18.000 datos individuales sobre placer y excitación, en respuesta a los estímulos provenientes de las imágenes IAPS, tanto para la escala AS como para la SAM.


Una de las primeras conclusiones del estudio es que se ha demostrado que la escala AS puede sustituir la SAM en el autoinforme de placer y excitación, con las ventajas adicionales de ser un método autónomo y fácilmente reproducible en dispositivos digitales.


Betella y Verschure afirman que "la AS es una herramienta más moderna que puede ser adoptada libremente por otros investigadores bajo una licencia abierta". En contraste con SAM, que requiere de instrucciones escritas, la nueva escala AS funciona exclusivamente a través de señales no verbales (interacción con una interfaz con barras de desplazamiento).


Las personas son cada vez más insensibles a la violencia y al sexo



Un segundo resultado principal de este estudio es una respuesta afectiva significativamente menor a los estímulos emocionales. Los autores, de hecho, muestran empíricamente que las personas son cada vez más insensibles a los estímulos altamente excitantes que van desde la violencia al sexo.



Efectivamente, Betella y Verschure muestran empíricamente que hoy en día las imágenes IAPS no impactan tanto como en el pasado. Los resultados del estudio apuntan claramente a una desensibilización de los contenidos que provocan excitación, "muy probablemente debido a la gran presencia de este tipo de contenidos en los medios de comunicación", han sugerido los autores.


Las implicaciones de esta desensibilización a los contenidos emocionales pueden ser relevantes dado que una amplia gama de estudios hoy en día todavía utilizan la base de datos IAPS para investigar el comportamiento de respuesta afectiva. Los autores advierten que, a la luz de los resultados de este estudio, si se utilizan las imágenes de la base de referencia IAPS, junto con sus clasificaciones originales de los años noventa, sus resultados pueden ser imprecisos ya que estas imágenes, calificadas originalmente de altamente excitantes, hoy en día tienen una carga emocional disminuida y son menos excitantes.


Esto "plantea la reflexión sobre en qué medida la experiencia emocional y la expresión humana pueden ser mayormente moldeadas por la experiencia, y más específicamente en lo que concierne al placer y a las situaciones excitantes", concluyen los autores.


Artículo de referencia Betella, A., Verschure,  P.F.M.J. (2016), “The Affective Slider: A Digital Self-Assessment Scale for the Measurement of Human Emotions”, PLoS ONE 11 (2): e0148037. doi:10.1371/journal.pone.0148037. This work was supported by European Research Council grant 341196 (CDAC).
 
Comentarios:
4